No es exagerado decir que fundar nuestra propia empresa y hacernos autónomos es toda una aventura llena de dudas y dificultades. Se trata de un sinuoso camino que comienza desde el preciso momento en que se llevan adelante los primeros trámites.

Es la razón por la cual es tan conveniente contar con los servicios de una gestoría.

Desde fundar y formar la empresa, hasta una diversidad de trámites laborales y fiscales, pasando por gestiones ante organismos públicos o la solicitud de numerosas certificaciones. Todo resulta más sencillo si tenemos a nuestro lado la asistencia de una gestoría.

Es prioridad

Contratar los servicios de una gestoría es prioritario para la realización de todo tipo de trámites administrativos que requieren una elevada cantidad de documentación en la que no se puede fallar porque implicaría retrasos significativos o incluso penalizaciones.

El cálculo de los distintos ingresos, los gastos y beneficios de la empresa y todo lo relacionado con su situación financiera, son aspectos que es mejor dejar en manos de expertos.

Esto sin mencionar la obligatoriedad de pagar los diferentes impuestos, la documentación administrativa y el complicado desenvolvimiento de los procesos administrativos y financieros.

Por qué es importante contar con una gestoría

Importantes beneficios

La labor que puede llevar una gestoría para nuestra empresa abarca una diversidad de importantes beneficios entre los cuales destacan:

Los trámites laborales.

Todo lo relacionado con contratos de trabajo, darse de alta o de baja y desde luego, el debido asesoramiento para enfrentar las numerosas disposiciones legales que podrían afectar el desempeño empresarial.

Los trámites fiscales.

Para evitar inconvenientes con Hacienda es necesario presentar en los plazos precisos todos los modelos de impuestos existentes.

Los trámites contables.

Se trata de una obligación que requiere asesoría experta: llevar y legalizar los libros contables siguiendo al pie de la letra las disposiciones de la normativa vigente en el Registro Mercantil.

La creación de la empresa.

Emprender un negocio o empresa requiere del asesoramiento jurídico eficiente para el tipo de negocio que deseamos desarrollar. Esto significa también gestiones como la redacción de la documentación legal relacionada con la actividad administrativa.

La gestión de negocios.

Son muchas las exigencias de los organismos públicos que pueden afectar a la empresa y algunas de ellas tienen que ver directamente con la gestión de nóminas, el análisis fiscal y no pocas auditorias.

Las certificaciones.

Hay una gran cantidad de certificaciones que en momentos determinados nos solicitarán y debemos tener al día y en completo orden:

  • El certificado negativo de deudas ante la Agencia Tributaria
  • Informe de datos de cotización de trabajadores
  • Datos relevantes sobre la cotización a la Seguridad Social de nuestra empresa en el último año
  • Resoluciones y comunicaciones emitidas como resultado de los movimientos de altas, bajas o las variaciones de datos de trabajadores

En conclusión,cuando nos encontramos sumergidos en la aventura de poner en marcha nuestra empresa es lógico que nos ocupen responsabilidades diarias de las cuales no podemos ni debemos escapar.

Son los momentos en los que debemos delegar funciones para que ciertas gestiones sean ejecutadas correctamente y así ganar en eficiencia y en volumen de negocios. Por ello, lo aconsejable es contar con los servicios de una gestoría.

¿Tienes alguna duda o comentario? No lo dudes y déjanosla y te responderemos.

Topics #Gestoría