Si eres autónomo o acabas de iniciar una actividad empresarial serás consciente de que hay muchos aspectos que tienes que controlar y tener en cuenta para llevar una buena gestión de tus ingresos y gastos.

Uno de los impuestos que tiene mayor importancia para los autónomos es el IVA. Este impuesto es obligatorio sea cual sea tu actividad y tendrás que recogerlo de manera adecuada si no quieres llevarte sorpresas en los periodos de liquidación. Se trata de un impuesto que grava el consumo y en el que las empresas hacen de intermediarias entre hacienda y el consumidor final.

Cómo calcular el IVA

Qué tener en cuenta para calcular el IVA

Cuando te dispones a calcular el IVA en tu actividad debes tener en cuenta varios aspectos que influirán en su cálculo:

  • Tipo de IVA aplicable. En función del tiempo de antigüedad como autónomo y la actividad que desarrolles es posible que tengas que aplicar un porcentaje de IVA diferente. En 2019, los autónomos que están en su primer año de actividad aplican un 7 % de IVA. Sin embargo, el resto de los autónomos que llevan más años aplican como norma un 15 %. No obstante, al calcular el IVA debes valorar si tu actividad está exenta o no. Existen algunos tipos de IVA reducido para algunas actividades.
  • IVA soportado. Uno tipo de IVA es el que como autónomo tienes que pagar cada vez que pagas a un proveedor o cada vez que consumes un producto o servicio.
  • IVA repercutido. Este IVA es el que tu repercutes a tus clientes y que incluyes en tus facturas.

La forma de calcular el IVA es muy sencilla porque tienes que aplicar el porcentaje que te corresponde aplicar sobre el importe de venta de tus productos o servicios. El resultado será el importe de tus facturas.

Sin embargo, a la hora de calcular el pago del impuesto tendrás que hacer la diferencia entre el IVA repercutido y el IVA soportado y el resultado te indicará cual es el impuesto que tienes que pagar o qué cantidad te corresponde cobrar de hacienda.

En realidad, si quieres saber como calcular el IVA de forma correcta tienes que tener muy presentes tus flujos de ingresos y gastos. No olvides que este impuesto lo tienes que liquidar trimestralmente, lo que hace que tengas que hacer un seguimiento continuo de su gestión.

Si tienes alguna duda puedes dejar un comentario y te responderemos.